miércoles, 7 de diciembre de 2011

Yolanda Castaño






 Para que venga una lluvia pura sobre la miseria de no saberse nada,
pulsaremos los silencios hasta arrancar una uva demasiado violenta.



Yolanda Castaño

2 comentarios:

  1. Es un fragmento del poema. Maravilloso por cierto. Gracias por seguir este blog

    ResponderEliminar